Mercedes-Benz Clase C 250 Estate AMG Line 2015

Mercedes-Benz Clase C 250 Estate AMG Line 2015

2015 MERCEDES BENZ C 250 2.0 Turbo 211cv

Motor

  1.  Tipo 2.0 Gasolina 4 cilindros en linea
  2. Caja de cambios Automática 7 Velocidades
  3. Potencia 211 @ 5.500 rpm
  4. Par (Nm) 350 @ 1.200 – 4.000 rpm
  5. Deposito combustible 66 l
  6. Tracción Trasera

Dimensiones y peso

  1. Dimensiones 470 x 181 x 145 cm.
  2. Peso 1.525 Kg.
  3. Coeficiente Cx 0,65

Ruedas y suspensión

  1. Neumáticos delanteros 245/40 R18
  2. Neumáticos traseros 245/40 R18
  3. Material de las llantas Aluminio
  4. Tipo Suspensión delantera Paral. Deformable
  5. Tipo suspensión trasera Paral. Deformable

Espacio interior

  1. Plazas 5
  2. Capacidad Maletero 490 litros
  3.  Disposición asientos 2+3

Esta es una información general del modelo, el vehículo anunciado puede no tener alguna de las siguientes caracteristicas, consulte con nuestro equipo comercial.

Vehículo único en un estado impecable, todas las revisiones en concesionario oficial.

Motor88 Services Incluido en el precio:

– 12 meses de garantía nacional
– Revisión extra con mantenimiento antes de la entrega
– Limpieza interior y exterior
– Gestión de financiación gratuita
– Tasación de su vehículo a entregar

Extras

– Paquete AMG Line

– Faros Led

– Sistema de sonido Burmester

– Asientos en Cuero Negro

 

Review Prensa

El Mercedes-Benz CLA Coupé es un turismo de cuatro puertas y cinco plazas que mide 4,63 metros de longitud, 1,78 metros de anchura y 1,44 metros de altura. Está en venta con motor de gasolina desde 31 975 euros (versión CLA 180 Coupé de 122 CV) y desde 33 900 euros con motor Diesel (versión CLA 200 d Coupé de 136 CV). Precio y equipamiento de todas las versiones. El fabricante añade la denominación «Coupé» a este modelo desde finales de enero de 2015 para diferenciarlo del CLA Shooting Brake, la versión con carrocería familiar.

Un Mercedes-Benz Clase C es más costoso que un CLA Coupé con motores de potencia semejante. Un Volkswagen CC, que es de mayor tamaño (mide 4,80 metros), cuesta menos. El Audi A5 Sportback es algo más caro y también es mayor que el CLA (4,71 metros). Este modelo de Audi tiene la peculiaridad que lleva portón trasero, lo que aumenta su valor práctico.

El CLA Coupé es 5,6 cm menor que el Clase C. A pesar de esta similitud de longitud exterior, el Clase C y el CLA se disputan una clientela diferente. El CLA Coupé tiene menor calidad de materiales y de construcción, es más adecuado para quien disfrute de la conducción por carreteras de curvas, es menos cómodo de suspensión y tiene menos espacio a disposición de los ocupantes de las plazas posteriores (la forma de la carrocería condiciona en gran medida la altura libre interior).

Como ocurre en todos los familiares, el respaldo del asiento posterior se puede abatir para aumentar el espacio de carga. En el Mercedes-Benz Clase C Estate esto se hace desde mandos eléctricos: dos a cada lado del extremo del maletero (imagen) y otros dos sobre los pasos de ruedas de las plazas posteriores (imagen). Para recuperar la posición de los respaldos no existe un sistema automático, sino que hay hacerlo a mano, pero la operación es fácil pues no hace falta aplicar mucha fuerza.

El maletero del Clase C Estate es, por volumen, prácticamente idéntico al de sus rivales de precio similar. El de un Audi A4 Avant también mide 490 l, mientras que el de un BMW Serie 3 Touring es 495 l. Ninguno de estos modelos de calidad superior a la media ofrece una capacidad de carga realmente excepcional; si se busca un maletero realmente capaz hay que irse a coches de menor coste, como el Škoda Octavia Combi o el Volkswagen Passat Variant (610 y 650 l respectivamente). Más información en el apartado impresiones del interior.

Sólo hemos probado en profundidad este Mercedes-Benz Clase C Estate con suspensión de muelles helicoidales (en opción hay una de muelles neumáticos que sólo la hemos probado brevemente y de la que aún no podemos decir mucho). Con esta configuración, y al igual que nos pareció en el Clase C Berlina que probamos hace unos meses, el Clase C Estate no absorbe bien las irregularidades. Tampoco me parece incómodo, pero quien espere la suavidad de suspensión y confort habitual en las grandes berlinas de esta marca, quizá se pueda sentir defraudado. De hecho, mi impresión es que es menos cómodo en firmes irregulares que un Ford Mondeo o un Volkswagen Passat.

El Mercedes-Benz Clase C Estate 2015 está disponible con los mismos motores que el Clase C Berlina. Algunos pueden ir en combinación con tracción a las cuatro ruedas (4Matic) y todos tienen Stop & Start. El cambio automático es opcional en algunos y, si bien es costoso, me parece necesario valorar su adquisición porque contribuye claramente a que el conductor y ocupantes viajen con más confort pues la selección marchas es muy suave y la aceleración muy progresiva a cualquier velocidad.

El Clase C que hemos probado ha sido el Diesel de 170 caballos (C 220 BlueTEC) unido a un cambio de marchas automático (7G Tronic Plus). Esta combinación ya la probamos en el Clase C berlina y en esta ocasión también nos ha parecido que da un resultado bueno, sobre todo por su equilibro entre consumo y capacidad de aceleración.

El único inconveniente claro que —a mi juicio— tiene este motor es su aspereza de funcionamiento (en forma de vibraciones y ruido) al ralentí, pero sobre todo, cada vez que actúa el Stop & Start. Yo, que no me suelen molestar las vibraciones de los motores Diesel, ni suelo desconectar el Stop & Start, en este caso sí lo hice. Cada vez que se pone en marcha en motor, o se apaga, la carrocería se mueve sobre su eje longitudinal. Pero exceptuando ese momento de arrancada/parada y ralentí, el Mercedes-Benz Clase C Diesel de 170 caballos se puede calificar de silencioso.

Con el cambio automático (si yo fuera a comprar este coche sería una de las opciones que más valoraría), se consigue que las aceleraciones, especialmente a baja velocidad, sean muy progresivas. Creo que sólo BMW consigue una suavidad de marcha similar con su cambio automático de ocho velocidades; Audi con su DSG no consigue esa dulzura a baja velocidad, si bien es más rápido a la hora de seleccionar marchas. Digamos que el cambio de Mercedes-Benz funciona mejor en ciudad que el de Audi, pero éste responde de forma más inmediata cuando se solicita mucha aceleración pues es capaz de gestionar antes esa necesidad.

El cambio 7G Tronic Plus del Clase C se puede manejar manualmente de forma limitada en el tiempo. Para activar el manejo manual hay que pulsar algunas de las dos levas que hay tras el volante. Si estas no se vuelven a tocar en un plazo de unos 10 segundos, el cambio vuelve a ser gestionado de forma completamente automática. Esto ocurre, al menos, en la posición D del mando AGILITY CONTROL que hay entre los asientos; quizá como en otros Mercedes-Benz, sí se puede manejar manualmente todo el tiempo que se necesite si se elige la posición S desde el mando mencionado, pero no lo hemos probado.

El Mercedes-Benz CLA Coupé puede dar buen servicio a una pareja que, de vez en cuando, necesite usar las plazas posteriores. También puede ser atractivo para quien tenga niños poco crecidos, pero aún así hay que tener en cuenta que el reducido tamaño de las puertas dificultan acomodarlos en sus correspondientes asientos. En términos generales, el espacio en las plazas posteriores del CLA puede ser suficiente para llevar personas de una estatura inferior a, aproximadamente, 1,70 metros. Quien requiera más espacio en sentido vertical es mejor que considere el CLA Shooting Brake, que es entre 600 y 650 € más caro que el CLA Coupé.

El CLA Coupé deriva del Clase A y por lo tanto comparten elementos estructurales y mecánicos. Es 34 centímetros más largo. La distancia entre ejes es la misma en los dos modelos (2,70 metros) y el ancho de vías delantero y trasero es un poco más estrecho en la berlina. El maletero tiene un volumen de 470 litros, 129 litros más que el Clase A, 25 menos que el CLA Shooting Brake y solo 5 litros menos que el Clase C.

Sin embargo, el CLA Coupé no es únicamente un Clase A más alargado, sino que también tiene cambios en la suspensión para que sea más cómodo. Los dos modelos (A y CLA) que he probado hasta el momento, llevaban sus respectivas suspensiones deportivas instaladas. La conclusión que saco es que el CLA Coupé es más cómodo. Cuando probé el Clase A señalaba la innecesaria dureza su suspensión deportiva opcional; el CLA equipado con una similar, siendo también firme, no llega a sacudir a los ocupantes con tanta fuerza al pasar por las irregularidades. A pesar de lo anterior, creo que la suspensión de serie es la más adecuada porque da un resultado excelente por su buen equilibrio entre firmeza y contención de los movimientos de la carrocería.

l consumo ha sido bajo, si bien no tanto como lo fue en el Clase C Berlina con el mismo motor y caja de cambios. En nuestro recorrido habitual (que es de 143,3 kilómetros por un autovía con fuertes pendientes y a una velocidad media real de 120 km/h), fue de 6,2 l/100 km. El Clase C Berlina consumió, en un día distinto, 5,4 l/100 km. Los datos oficiales también dan una ventaja de consumo para la carrocería Berlina (ficha comparativa), pero no tan grande como la que hemos obtenido en nuestra prueba en la que pueden influir la temperatura, el viento o las circunstacias del tráfico.

El consumo es bajo cuando se circula en carretera a velocidad constante; en otras situaciones lo normal es que gaste algo más. Por ejemplo, haciendo un uso por todo tipo de vías, pero con más ciudad que carretera y alguna aceleración a fondo, el consumo ha estado próximo a 7,0 litros de media por cien kilómetros.

 

 

 

 

 

Nombre *

Email *

Teléfono de contacto *

Mensaje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

27.500 €

Impuestos incluidos

Especificaciones

Mercedes-Benz
CLASE C
2015
99.203 km
Blanco
Negro
Automático
2 L
Trasera
Gasolina
5
211 CV
 

Calculadora de Pagos

Mensualidad Pago total de intereses Total a pagar

¿NECESITA AYUDA PARA ENCONTRAR TU COCHE?

Contáctanos
La Lista De Comparación
Tasación