Cuando adquieres un coche de segunda mano, es importantísimo hacer el cambio de titularidad del vehículo. Como bien sabes, los coches se encuentran inscritos ante la Dirección General de Tráfico a nombre del propietario del mismo. Pero si compras un coche, entonces debe cambiarse el titular. Para esto debes hacer ante la DGT el traspaso de vehículo.

La DGT y el traspaso de vehículo

La Dirección General de Tráfico o DGT hace el traspaso de vehículo del propietario original a otro cuando se produce la compra de dicho coche. Es importante que ambas partes involucradas en la compraventa de un vehículo conozcan la importancia del traspaso de titularidad de dicho coche para evitar futuras confusiones.

Como comprador, es importante que sepas que la DGT para el traspaso de vehículo establece un plazo máximo de 30 días desde que se firmó el contrato de compraventa. En este tiempo deberás acercarte a hacer el cambio de titularidad. Como vendedor, es aconsejable notificar la venta del coche a las autoridades una vez que se ha hecho la transacción comercial. ¿Por qué? Ten en cuenta que las multas producidas por diferentes causas siempre llegan al propietario del vehículo; si has vendido tu coche y el vendedor no ha hecho el cambio, las multas y demás notificaciones te llegarán a ti como propietario registrado. Evita este problema notificando a las autoridades correspondientes para evitar sanciones.

¿Qué pide la DGT para el traspaso de vehículo?

Antes de hacer el trámite

Para poder hacer el traspaso de vehículo es importante reunir una serie de requisitos. Pero antes de efectuar el cambio de titularidad, es importante que el coche esté libre de cargas y dado de alta. Esto es que antes de ejecutar la compraventa, se verifique que el coche puede venderse, que no esté embargado ni tenga deudas. El coche tiene que estar dado de alta y al corriente en el pago de impuestos locales y demás sanciones; además, es importante que cuente con la documentación necesaria. Dentro de esta documentación se encuentran el seguro para coches y la última ITV.

Así, para que la DGT pueda hacer el traspaso de vehículo es importante que:

  • Esté dado de alta administrativa. Si está dado de baja temporal, entonces el vendedor debe darlo de alta de nuevo antes de la compraventa.
  • Comprobante de pago del último Impuesto de Circulación.
  • Comprobante de abono de posibles sanciones sobre el coche.
  • Libre de reserva de dominio o limitaciones de disposición. Estas se comprueban en el Registro de Bienes Muebles.
  • Libre de embargos y precintos. En caso de que el vehículo haya sido embargado, el comprador debe manifestar su conocimiento por escrito.

Para conocer la situación del vehículo debe solicitarse un informe reducido del mismo. Si aparece una señal verde, quiere decir que el coche puede venderse sin problemas; si la señal es roja, entonces el coche no puede traspasarse. Para saber los motivos por los que no puede venderse, debe solicitarse un informe detallado, previo pago de tasa.

Pago del ITP o exención

Cuando se efectúa la compraventa de un coche entre particulares debe pagarse el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La DGT, para el traspaso de vehículo, solicita comprobante de pago de dicho impuesto, la exención del mismo o la no sujeción al ITP. En cualquier caso, deberás presentar los modelos 620 o 621, previamente liquidados, en la Comunidad Autónoma donde el comprador tenga registrado su domicilio fiscal. Cuando el coche se compra a una empresa, entonces se presenta factura.

¿Cómo hacer el traspaso de un coche?

El trámite puede hacerse por Internet, pidiendo una solicitud al registro de la Dirección General de Tráfico. Este cambio de titularidad puede hacerlo el comprador o un representante autorizado. Cuando la presentación se hace por Internet, la página aporta un justificante. Después de un tiempo, se envía al domicilio del comprador la nueva documentación del vehículo a nombre del nuevo titular.

Debes saber que la DGT no hace el traspaso de vehículo cuando:

  • Alguna de las partes sea tutelada.
  • Fallecimiento del titular.
  • Casos de herencias.
  • Divorcio o separación.
  • Donación.
  • Vehículos con carácter histórico.
  • Vehículos a nombre de varios titulares o cotitulares.
  • Adjudicación por subasta.

Para estos casos y para quienes no quieran hacer el trámite en línea, existe la posibilidad de hacer el traspaso de forma presencial. Para ello, debe pedirse cita previa y entregar la documentación requerida en alguna Jefatura u Oficina de Tráfico.

Requisitos de la DGT para traspaso de vehículo

Si el trámite se hace por Internet, necesitarás el DNI electrónico, el certificado digital o la [email protected]. Pero fuera de este requisito especial, si el trámite se realiza de forma presencial o en línea, los documentos a aportar son los mismos. Ten en cuenta que, evidentemente, si se hacen en persona, deberán estar impresos, mientras que si se hacen por Internet, se adjuntan como archivos. Estos documentos son:

  • Solicitud del cambio de titularidad. Debe estar firmado por ambas partes. El impreso lo consigues por Internet o directamente en una Jefatura de Tráfico. Si es por Internet, basta con rellenar y descargar el formulario.
  • Contrato de compraventa o factura, firmado por ambas partes.
  • Identificación del comprador y vendedor. DNI, TIE, Pasaporte o permiso de conducción español. Si el trámite es presencial, presenta fotocopia del documento del vendedor.
  • Justificante de pago de la tasa para el traspaso. Si acudes de forma presencial y el pago no se hizo con anterioridad, entonces deberás ir con tarjeta de débito o crédito para abonarlo en las oficinas el día del trámite.
  • Justificante del pago del ITP o modelo que acredite su exención o no sujeción.